Menu Principal
Cómo aprende tu hijo

¿Cómo aprende tu hijo?

Cómo aprende tu hijo

Aprender no es solo memorizar

Al entrar a la escuela, todos los niños empiezan a asumir diferentes responsabilidades. Por ejemplo, deben hacer sus tareas y, en especial, repasar con cuidado cada materia. Sin embargo, estudiar no se trata simplemente de memorizar la información. Al contrario, es importante que ellos comprendan adecuadamente la materia para que obtengan buenos resultados.

En este proceso, los papás somos sus mejores aliados, pues en la casa podemos incentivar formas de aprender adecuadas para ellos. Para lograrlo, debemos identificar sus fortalezas y habilidades y, así, poner en prácticas técnicas de estudio exitosas. Por ello, te daremos varios consejos en relación con los tres principales métodos de aprendizaje para niños: auditivo, visual y kinestésico.

Cómo aprende tu hijoAprendizaje auditivo

Algunos niños muestran mucho interés por los diferentes sonidos a su alrededor. Además, tienen mucha facilidad para contar historias y escuchar atentamente lo dicho por otras personas. En este caso, su aprendizaje es mejor cuando escuchan paso a paso la materia y no deben leer la información en el papel. Así, si tus hijos tienen estas características, podés poner en práctica las siguientes técnicas:

  • Canciones: por ejemplo, si tienen que aprender las tablas de multiplicación o el abecedario, podés buscar en Internet alguna canción o inventarla. Así, escucharán la letra y podrán memorizarla fácilmente.
  • Audiolibros: son herramientas esenciales no solo para los textos literarios que tus chicos deban leer, sino también para mejorar su vocabulario.
  • Leer en voz alta: a la hora de estudiar, es importante que los chicos lo hagan en voz alta. Además, hay que incentivarlos a explicar la materia para que escuchen su propia voz. Incluso, podés grabarlos y dejar que reproduzcan esas conversaciones cuando repasan.

Aprendizaje visual

Muchos chicos piensan en imágenes y recuerdan siempre lo que vieron o leyeron en algún momento. Incluso, estos pequeñines se expresan frecuentemente por medio de dibujos y prestan mucha atención a la televisión o películas. Por ello, a la hora de aprender, ellos necesitan ver el material mientras lo escuchan y tener la información siempre a la vista. Además, requieren subrayar con diferentes colores los datos más importantes y resumirlos. Si este en el caso de tus niños, las siguientes estrategias podrían serte muy útiles:

  • Ayudas visuales: los mapas conceptuales, diaramas, dibujos o resúmenes son de gran utilidad para organizar la información. Por ejemplo, sin importar la materia, podés ayudar a tus hijos a esquematizar los temas por medio de carteles personalizados para logran llamar su atención.
  • Videos o películas: captarán inmediatamente el interés de tus chicos, pues, por medio de imágenes llamativas, les ayudará a comprender lo que se está narrando. En Internet encontrarás videos sobre diferentes temas de gran utilidad a la hora de repasar alguna materia.

Aprendizaje Kinestésico

Por último, algunos pequeñines captan la realidad por medio principalmente del tacto, el gusto y el olfato. Es decir, tienen una gran habilidad motora y les encanta tocar, manipular o armar distintos objetos. Por ello, asimilan fácilmente la información si participan activamente en el proceso de aprendizaje. Además, necesitan estar constantemente en movimiento a la hora de repasar. Si tus chicos muestran estas particularidades, poné en práctica estas técnicas al estudiar:

  • Movimientos gráficos: como necesitan estar activos, no debés dejarlos sentados en una silla mientras escuchan o leen. Al contrario, tené a mano distintos materiales mientras estudian e incentivalos a escribir o dibujar algo relacionado con la materia.
  • Dramatizaciones: si los temas se prestan para algún juego de roles, hacé que tus hijos dramaticen lo que están estudiando. Por ejemplo, si es algo relacionado con algún libro o hecho histórico, pueden interpretarlos de forma creativa.
  • Enseñar a otros: otra forma de mantenerlos activos es proponerles que expliquen, a vos u otro miembro familiar, la materia. Así, se sentirán motivados al contarle o demostrarle a alguien lo que están estudiando y podrán ser parte de su proceso de aprendizaje.
Compartir
Share

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>