Menu Principal
Cuando a los chicos les cuesta la escuela

Cuando a los chicos les cuesta la escuela

Cuando a los chicos les cuesta la escuela

¿A tu hijo le cuesta la escuela? Te damos recomendaciones para ayudarles en esta importante etapa.

Cuando a los chicos les cuesta la escuela

La escuela es una etapa fundamental para los chicos, pues tienen la oportunidad de desarrollar destrezas y conocimientos que les ayudarán en el futuro. Este período puede no ser sencillo, porque los niños a veces enfrentan dificultades para adaptarse a los cambios de ambiente o a las nuevas responsabilidades que deben asumir.

Esta forma de reaccionar a diversas situaciones es totalmente normal, ya que es una respuesta natural hacia lo nuevo. Para superar esas dificultades, el apoyo que como padres podamos brindar es muy importante, ya que nuestra ayuda hará que los chicos afronten estas circunstancias de la mejor manera y, así, sabrán solucionar problemas similares que podrían ocurrir en el camino. Aunque cada niño afronta dificultades distintas en el proceso de aprendizaje, a continuación te presentamos varios consejos que te serán de gran utilidad.

Consejos para ayudar a tus hijos en la escuela

    • Hablá con tus chicos: usualmente, si un niño empieza a mostrar ciertos problemas inusuales en la escuela, es resultado de algún asunto emocional que los está incomodando. Al hablar con ellos diariamente, podrás detectar esas situaciones y solucionarlas de la manera correcta.

 

    • Fomentá una buena relación con sus maestros: siempre es recomendable conocer bien a los maestros, incluso preguntarles periódicamente sobre el desempeño y comportamiento de tus niños. Además, como estos encargados tienen experiencia en el campos educativo, si fuera necesario podés pedirles consejos sobre cómo mejorar el aprendizaje de los chicos.

 

    • Conversá con otros padres: hablar con papás que tienen niños a quienes les ha constado por diversas razones la escuela es una gran herramienta, ya que ellos te darán consejos sobre cómo ayudar a tus chicos tanto en lo académico como en lo emocional. Es común entablar amistad con los papás de los compañeros de clase de los chicos, así podrán conversar y mantenerse al tanto sobre diferentes situaciones relacionadas con la escuela.

 

    • Explorá otras actividades con tus chicos: si un niño pasa todo su tiempo fuera de la escuela solo haciendo actividades relacionadas con sus estudios, sentirá demasiada presión y no tendrá tiempo libre para despejar su mente. Buscá actividades con las cuales tus chicos puedan distraerse, divertirse y aprender y desarrollar otras habilidades, artísticas o deportivas.

Cuando a los chicos les cuesta la escuela

    • Establecé un horario de actividades: pero como los extremos no son buenos, tampoco se puede llenar el día solo con actividades recreativas, pues no es aconsejable que los chicos no tengan tiempo, por ejemplo, ni para realiza sus tareas de la escuela ni para descansar apropiadamente. La claves es encontrar un balance y planear actividades tanto de estudio como de ocio, que ayuden a tu hijo a pasar una semana divertida, sin dejar de lado su aprendizaje.

 

    • Reforzá sus puntos fuertes: según el tipo de destrezas que tus chicos tengan, siempre es aconsejable que hagan actividades en las cuales puedan no solo mejorar su aprendizaje, sino también fomentar su creatividad e interés por diferentes áreas. Por ejemplo, si a tus hijos les gusta mucho jugar al aire libre, podés estudiar con ellos en una zona verde o llevarlos a hacer deporte diariamente.

 

    • Ayudá jugando: una de las mejoras maneras de ayudar a tus hijos, sobre todo si les cuesta una materia de la escuela, es encontrar juegos que les ayude a mejorar sus técnicas de aprendizaje y, al mismo tiempo, divertirse. Para esto, Internet es un gran liado, porque podrás encontrar diversas opciones que se ajusten a los intereses de tus chicos.

 

    • No presionés demasiado: si esperás que los problemas de aprendizaje de tus hijos mejoren rápidamente, podés llegar a presionarlos y provocar que se sientan más frustrados. Apoyá a tus chicos incondicionalmente y dales tiempo para solucionarlo, pues no todas las situaciones pueden resolverse de igual manera.

 

  • Consultá a un experto: por último, si ves que el problema de tu hijo persiste y ya has tratado durante un tiempo razonable de ayudarlo, es bueno que consultés con un experto sobre su situación. En algunas ocasiones, las dificultades de los chicos en la escuela se deben a condiciones médicas o psicopedagógicas que requieren de la ayuda de profesionales.
Compartir
Share

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>