Menu Principal
Divorcio

Que tu divorcio no afecte a tus hijos

Divorcio

El divorcio, sobre todo cuando hay pequeñines involucrados, puede llegar a ser una situación compleja, pues los cambios y emociones que entran en juego son difíciles de manejar. Como padres, nuestra principal preocupación es cómo van a reaccionar los chicos y si la separación tendrá consecuencias en sus conductas.

Eso sí, es necesario tener en cuenta que una de claves para evitar que tu divorcio afecte gravemente a tus hijos es la forma en que manejás la situación. Por eso, en este artículo, te daremos diferentes consejos para ayudarte a dialogar con tus chicos y que ellos afronten este proceso de la mejor manera.

¿Cómo ayudar a que los niños enfrenten la separación?

La separación de los papás siempre afecta de a los niños, pues es común que sientan tristeza, ansiedad o enojo. Sin embargo, no todos manifiestan sus emociones de igual forma, por lo que, a la hora de hablar con ellos, tenemos que tener presente su personalidad y su edad, pues este último es un factor clave para comprender sus reacciones.

DivorcioEn especial, durante el proceso, es importante que los pequeñines sientan que pueden contar con vos en cualquier momento y que su vida diaria no tendrá cambios drásticos, pues esto puede provocar que se sientan aún más incómodos con la separación. Para lograr estos objetivos, tomá en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Conversá con ellos

Es fundamental que tengas una comunicación abierta y constante con tus hijos, pues de esa manera podés conversar honestamente con ellos sobre los cambios que van a ir ocurriendo, las emociones que pueden experimentar y cómo manejarlas. Así, no solo agradecerán tu apoyo, sino que también sentirán la confianza de hablar con vos siempre y de expresar sus sentimientos de forma sana. Eso sí, debés respetar su forma de ser y darles un espacio para que puedan procesar y asimilar la información.

  • Mostrales tu cariño constantemente

Otra de las maneras de hacerlos sentir bien es demostrarles, tanto con palabras como con gestos, cuánto los queremos y que siempre estaremos ahí para ellos. Nunca des por un hecho que ellos saben que los amás, pues, en especial en medio de un divorcio, es importante demostrarles que lo que ocurre no es su culpa. Eso sí, no se trata de consentirlos comprándoles regalos o no disciplinarlos, sino de darles el apoyo emocional que necesitan.

  • Separá tus sentimientos

Una cosa es la relación con tus hijos y otra muy diferente lo que sentís por tu expareja. Por eso, por más que la separación haya sido dolorosa, los pequeñines no tienen que sufrir las consecuencias de tus enojos o escucharte hablar mal sobre su papá o mamá. Incluso, es importante que favorezcas la buena relación de los pequeñines con tu expareja, pues es una pieza clave para su crecimiento. Al final, estas actitudes sonlas respuestas más sanas y maduras y, con el tiempo, los chicos te lo agradecerán.

  • Mantené una buena relación con tu expareja

En relación con el punto anterior, es fundamental para el desarrollo de los chicos que vos y tu expareja se comuniquen, puedan llegar a acuerdos y tomar las mejores decisiones para su futuro. Aunque ya no estén juntos, siguen siendo los responsables de darles a sus hijos una buena educación y una niñez llena de recuerdos positivos.

  • Apartá un espacio para vos

Siempre es importante que hagas actividades diarias – ejercicios, conversar con tus familiares y amigos o leer, entre otras – donde puedas desahogar todo lo que sentís por tu divorcio, disfrutés de un tiempo a solas y te distraigas de cualquier preocupación. De esa forma, podés sentirte mejor y manejar con más tranquilidad la separación sin necesidad de que los chicos te vean sufrir y se preocupen por vos.

  • Hablá con un especialista

Muchas personas piensan que enviar a sus hijos donde un psicólogo es la mejor forma de que lidien con el divorcio de sus padres. Sin embargo, los propios especialistas recomiendan que, en primer lugar, sean los padres los que ayuden a los chicos, pues así pueden en familia conversar y llegar a los mejores acuerdos para su situación. Eso sí, si ciertas conductas son frecuentes, como cambios de humor muy drásticos, es importante contar con la guía de un especialista antes de que hayan efectos más graves; por ejemplo, problemas de autoestima o dificultad para socializar.

Compartir
Share

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>