Menu Principal
Niños felices

Niños comunicativos: niños más felices

Niños felices

La importancia de aprender buenas habilidades comunicativas

Establecer una buena comunicación es parte importante del crecimiento de todo niño. Desde pequeños, deben aprender a ser seguros de sí mismos y, sobre todo, hablar de lo que sienten y piensan. Para lograrlo, los papás necesitamos enseñarles buenas habilidades comunicativas e incentivarlos a ser más sociables. Es decir, darles la confianza para que interactúen con distintas personas en diferentes ambientes y sepan expresarse sin miedo.

Además, tiene que ver con aprender a escuchar atentamente a los demás y tener consideración por sus sentimientos. De esta forma, los niños aprenden no solo a comunicar mejor lo que sienten, sino también a sentir empatía. Por eso, es importante que tengamos una buena comunicación con ellos para que sean felices y forman buenas relaciones con los demás.

Ser comunicativo no es sinónimo de extrovertido

Aunque es cierto que muchos niños son naturalmente más sociables que otros, no quiere decir que sean más comunicativos. Ser extrovertido no es la clave para construir una buena comunicación con las personas. Igualmente, los niños introvertidos no necesariamente tienen problemas para expresarse o son tímidos. La timidez tiene que ver
con la dificultad para relacionarse con los demás, mientras que los introvertidos simplemente ser más reservados.

Lo primordial es aprender a expresarse sanamente y, a su vez, tener consideración por los sentimientos de los demás. Por ello, incentivar en tus hijos una buena comunicación no tiene que ver con sus personalidades. Sobre todo, ayudarlos a tener la seguridad para expresar sus sentimientos, convivir mejor con las personas y ser felices.

Niños felices¿Cuáles son las claves para transmitirles buenas habilidades comunicativas?

  • El ejemplo: los papás somos los primeros modelos de los cuales aprenden los pequeñines. Debido a esto, enseñales con tu comportamiento la importancia de expresar con respeto y sinceridad lo que sentís. Además, conversá con ellos sobre respetar los sentimientos de los demás.
  • El respeto: los niños son muy sensibles a todo lo que ocurre a su alrededor. Por ello, si sienten que sus opiniones o sentimientos no son aceptados, no podrán desarrollar buenas habilidades comunicativas. Así que, cada vez que tus hijos hablen con vos, prestá atención y respetá sus opiniones.
  • La confianza: la familia es el primero grupo de personas que el niño ama realmente. De ahí que es fundamental que ellos sientan la confianza de hablar con vos sobre cualquier tema sin vergüenza. Esto los ayudará para que en el futuro puedan sentirse cómodos compartiendo sus sentimientos u opiniones con otras personas.
  • La honestidad: ser sinceros ayuda a establecer relaciones sanas con los demás. Los niños, desde pequeños, deben aprender a expresar claramente lo que sienten y opinan. Ser deshonesto, en lugar de ayudar a establecer una buena comunicación, puede hacer que los chicos no aprendan la importancia de la franqueza.
  • La independencia: un niño sobreprotegido puede crecer teniendo miedo al mundo. Por ello, es importante que tengan la oportunidad de tomar sus propias decisiones y expresar lo que piensan. Esto los ayudará a experimentar nuevas situaciones, aprender de sus errores y corregir actitudes poco sanas.
  • El optimismo: una buena actitud es la base para tener éxito a la hora de relacionarse con los demás. Además, ayuda a que los chicos formen una imagen positiva de sí mismos y tengan confianza en todo lo que hagan.
Compartir
Share

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>