Menu Principal
Pañales Ecológicos

Pañales ecológicos: cuida a tu bebé y al ambiente

Pañales Ecológicos

El cuidado y la salud de los bebés son preocupaciones recurrentes, por lo que siempre buscamos propuestas o productos nuevos para protegerlos y mejorar su crecimiento. Dentro de este ámbito, en los últimos años se ha popularizado el uso de un producto alternativo muy eficiente: los pañales ecológicos, que ayudan a la higiene de los chicos y benefician al medio ambiente.

¿Qué son los pañales ecológicos?

Son pañales hechos a partir de materiales naturales o biodegradables que hacen que sean más resistentes y menos tóxicos para el medio ambiente. Existen dos tipos: los de tela y los desechables ecológicos. Los de tela son parecidos a las famosas mantillas que usaban nuestras abuelitas, pues están hechos de materiales resistentes que aguantan hasta 300 lavadas.

Estos pañales modernos vienen con un protector en el interior, que se desecha o se lava después de cada cambio. Además, tienen otras dos partes: un absorbente, que atrapa los líquidos y es reutilizable, y los forritos de fibra de bambú, que ayudan a que el pañal no se manche completamente de líquidos o heces.

Los desechables ecológicos son un tipo de pañal que se bota después de usarlo, por lo que podrías preguntarte: entonces, ¿cuál es la diferencia entre este y un pañal desechable tradicional?

Bueno, mientras que uno convencional está compuesto por sustancias tóxicas, como el petróleo o cloro, y tardan casi 500 años en degradarse, uno ecológico posee fibras naturales que no dañan el medio ambiente y se desintegran en 5 o 6 años.

Los pañales ecológicos protegen el ambiente y a tu bebé también.

 

¿Cómo usarlos?
El uso de los dos tipos de pañales ecológicos es muy sencillo, pero es importante que tengás en cuenta ciertos cuidados relacionados con los pañales de tela:

  1. Poné mucha atención a las instrucciones de uso que vienen en el paquete, porque ahí se explica cómo se pone el pañal, cómo se cambian sus partes y cuál es la medida adecuada para tu bebé.
  2. Laválos antes de usarlos por primera vez. Cuando ya se han usado, no podés lavarlos con otras prendas.
    Cambiá a tu bebé cada 3 o 4 horas.
  3. Dejá los pañales usados en un recipiente con jabón y agua por 48 horas para que sea más fácil quitar los malos olores y manchas.
  4. Podés tener de 10 a 15 pañales, así no tenés que lavar todos los días y economizás tiempo y costos.
  5. Cuando salís de tu casa, llevá bolsas impermeables especiales para tirar las partes del pañal después de cambiarlas.

Algunas ventajas y desventajas…

Por último, es importante mencionar algunas de las ventajas y desventajas que los expertos han señalado en relación con el uso de este tipo de pañales.

Pros

  • Contaminan menos.
  • Protegen mejor la piel del bebé.
  • No tienen componentes tóxicos.
  • Evitan alergias y afecciones dérmicas.
  • Son más económicos.
  • Se ajustan al cuerpo de tu bebé.
  • Los niños que usan pañales de tela dejan los pañales más rápido.

Contras

  • Significan una gran inversión, porque, aunque no tenés que estar comprando muchos paquetes, su precio puede resultar muy elevado.
  • Representan un mayor esfuerzo y un mayor consumo de agua, de jabón y otros componentes para lavarlos.
  • Es complicado cambiar las partes de los pañales de tela en sitios públicos.
  • Si no se lavan o usan correctamente, puede haber fugas o problemas de olores.

Como podés ver, en general los pañales ecológicos, más allá de sus precios o formas de uso, son una muy buena opción para cuidar la salud de tus hijos, tu presupuesto y, a la vez, ayudar a que el plantea sea un lugar más limpio.

Compartir
Share

Leave a Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>